Un cuaderno de bitácora para navegar por la historia del arte. Cada entrada está relacionada con algunos de los estadios de la creación artística a lo largo de la Historia. Desde la Prehistoria hasta la más rabiosa actualidad. Todo un curso al ritmo pausado del calendario. Para aquellos que consideran que el arte existe porque la vida no es suficiente.

10/25/2012

LA PARTE POR EL TODO 2



¿A qué obra pertenece este recorte?
¿Qué o quién representa? ¿Quién fue o fueron sus autores?
¿Qué rasgos formales caracterizan la obra?
Demuestra que te estás tomando en serio este viaje y dinos todo lo que descubras sobre este personaje, la época en la que fue realizada la obra y todo lo que consideres oportuno... Y ¡No desfallezcas!, que sólo estás al principio.

No es una obra cualquiera, no; es una magnífica muestra de la escultura helenística. Os dejo el análisis que de esta obra nos proporcionan en la estupenda página de CREHA.


Galo moribundo

Epígono (?).

Museo Capitolino. Roma. 230-200 a.c.

La pieza es una de las más conocidas de la escultura helenística, aunque ya de una fase en la que las distintas escuelas en las que se va dividiendo el arte griego hacen difícil una sistematización homogénea del estilo. En cualquier caso aspectos característicos de la estatuaria helenística, como el virtuosismo técnico, el realismo formal, la ruptura de la armonía clásica y sobre todo el sentido exagerado del pathos, se aprecian claramente en esta obra.
El Galo moribundo se conoce también como Galo Capitolino o Gálata moribundo, y es una copia romana de una de las muchas piezas que el rey de Pérgamo Atalo I manda realizar para conmemorar su victoria sobre los gálatas. Eran estos un pueblo celta que procedente dela Galia habían llegado hasta Grecia atravesando Centroeuropa y los Balcanes a principios del S. III a.c. Cuenta Pausanias que a pesar de sus destrozos y desmanes (llegaron incluso a asolar el Santuario de Delfos), terminaron huyendo de Grecia, tratando de asentarse en Asia Menor. Concretamente en el reino de Pérgamo, situado en la esquina Noroccidental de la Península de Anatolia. Allí se enfrentaron a sus reyes, que finalmente los vencieron y los recluyeron en la Capadocia, en una zona que terminaría llamándose Galacia. Pues bien, son preciamente las campañas de Atalo I de Pérgamo las que derrotaron definitivamente a estos antiguos galos que se encontraban en su reino.
Probablemente la pieza fuese originalmente de bronce, aunque no lo sabemos, como tampoco se sabe mucho de su autoría, que sin demasiada convicción se podría atribuir a Epígono, por ser el principal artista de la corte de Atalo.
La copia fue descubierta ya en el S, XVII en la Villa Ludovisi de Roma, junto a ortro grupo escultórico, con el que probablemente estuviera relacionado, el llamado Galo Ludovisi (Museo de las Termas). Se trata de la representación del jefe bárbaro, que se suicida clavándose la espada con una mano, mientras sujeta el cuerpo inerte de su esposa con la otra. Una representación inconfundible de la escultura helenística de la Escuela de Pérgamo, caracterizada precisamente por su exagerada teatralidad.
El Galo moribundo en cambio resulta una pieza de una extraordinaria hondura humana porque transmite con enorme convicción el abatimiento ante la derrota y sobre todo la soledad del vencido, que afronta con impotencia el fatal destino de la muerte.
Técnicamente la obra se inscribe en el detallismo preciso y naturalista que caracteriza toda la escultura helenística en general, y que aquí se manifiesta claramente en el trabajo de la anatomía, meticulosa en la musculatura y minuciosa en la representación de algunos atributos, caso del torques o anillo al cuello y el bigote, ambos motivos iconográficos característicos de los guerreros galos. Podrían añadirse la espada y la corneta que aparecen tiradas en el suelo, pero  no está claro que la base de la escultura se realizara a la vez que la figura del soldado. El cabello revuelto y la herida en el costado insisten en un naturalismo que se recrea en su derrota. Incluso la desnudez es algo más que un estudio de anatomía. Se cuenta que los guerreros galos luchaban sin ropa, aunque en esta ocasión el desnudo parece asumir un carácter heróico que enaltece la victoria del vencedor.
Desde un punto de vista estrictamente formal la escultura es de una notable complejidad. Compositivamente dibuja una estructura en triángulo, con la cabeza en el vértice, y los lados en las piernas y en uno de los brazos. Pero lejos de transmitir equilibrio y estabilidad, el frágil apoyo del brazo y la inercia del peso del cuerpo hacia ese mismo brazo desequilibran por completo la figura, transmitiendo de esta forma el abatimiento del soldado, que herido de muerte parece que va a derrumbarse de un momento a otro.
No sólo eso, la escultura se gira sobre sí misma, y curva su cuerpo, multiplicando así sus puntos de vista y contribuyendo también a un sentido del movimiento, que en realidad se transmite al espectador a través de la ansiedad que nos produce su inclinación y su desequilibrio.
Los brazos doblados y paralelos, lo mismo que la piernas, tambien paralelas, contrabalancean toda la estatua, lo que acentúa su inestabilidad, al tiempo que la postura en ángulo de las extremidades y su cuerpo curvado, resaltan su debilidad.
Por otra parte, el pathos característico de la escultura helenística, es aquí paradigmático. Su postura evidencia su derrota: el rostro hacia el suelo, el pelo encrespado, el torso doblado, son detalles de un expresionismo elocuente, que se traduce en la humillación de un cuerpo herido y derrumbado, al que sólo le resta esperar la muerte.
Y si bien la desgracia certifica el pathos, ya decíamos antes que no lo hace con la exageración dramática de otras piezas de esta misma escuela. Al contrario, en su soledad y su mutismo, el soldado afronta la muerte con una dignidad y una serenidad de gran calado humanístico.


fuente: ESCRITO POR IGNACIO MARTÍNEZ BUENAGA (CREHA)
http://www.artecreha.com/Miradas_CREHA/galo-moribundo.html

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Tomás.

La escultura pertenece al Galo Moribundo que representa a un guerrero con cabellera y bigote al estilo galo.
La figura lucha contra la muerte, negándose a aceptar su destino y sirve como recordatorio de la derrota celta.
Por último, los rasgos que se observan son la anatomía de un posible héroe griego al desnudo, con un cuerpo idealizado, dotado también de volumen y expresividad.


Sara

Álvaro dijo...

Hola Tomás.
La obra de la imagen es el "Gálata moribundo", de autor anónimo, aunque probablemente sea Epígonas. La obra representa a un soldado herido tras la guerra entre los griegos y los gálatas. Fue realizada entre los años 220 y 230 a.C. (periodo Helenístico), encargada por Átalo I para conmemorar la victoria sobre dicho pueblo. A día de hoy, se encuentra expuesto en los Museos Capitolinos de Roma.

De la obra podemos decir que es un bulto redondo, hecha de mármol blanco (aunque la original fuese seguramente hecha en bronce). El personaje aparece recostado intentando cubrirse una herida de la pierna. Su rostro expresa dolor y desolación.

José Luis Martínez Boix dijo...

Buenos días Tomás, en la "parte por el todo 2" nos has puesto un recorte de la figura "El Gálata Moribundo" que es una copia romana hecha en mármol, de un original griego probablemente hecho en bronce.
El autor del original fue Átalo de Pérgamo, que labró esta escultura sobre el 230 y el 220 a.C para celebrar la victoria sobre los gálatas.
En cuanto a características formales, podemos observar que esta pieza pertenece al estilo helenístico de escultura, por su gran expresividad en el gesto de impotencia y derrota, su movilidad en ese intento de levantarse del suelo; además, vemos que va completamente desnudo como suele ocurrir con las representaciones griegas, aunque esto no es un dato formal fiable, ya que se dice que los celtas luchaban totalmente desnudos. Podemos ver que el tratamiento del guerrero es totalmente naturalista, sin una excesiva idealización del cuerpo. Aunque está en una gran forma física, no se acentúan unos músculos exagerados, ni un cuerpo portentoso. Además, se aprecian heridas en su cuerpo, magulladuras lo que nos da a entender que lejos de un ideal de guerrero invencible, este hombre está acabado.
La estatua representa a un celta, abatido tras la derrota frente al ejército griego mientras nota como se le va la vida, intenta mantener un gesto digno pese a las claras muestras de dolor.

Un saludo, José Luis Martínez

BIENVENIDOS

Este blog está dirigido especialmente a los estudiantes de Historia del Arte de 2º de Bachillerato (especialmente a mis estimados alumnos y alumnas) y a todos los amantes del arte en general. En él podrás acceder a información relevante sobre el arte y los artistas, investigar a través de otros enlaces sobre arte, realizar actividades que pongan a prueba tus conocimientos y dejar comentarios sobre cualquier aspecto que te resulte interesante, o plantear dudas y sugerencias.
Las imágenes son el complemento necesario para la comprensión y el conocimiento del arte y, obviamente, proceden de fuentes ajenas al autor, halladas en la red. El texto que aparece en el blog es, en muchos casos, de elaboración propia, pero en otros es una reelaboración a partir de otras fuentes y, en algunos, cita literal de las mismas. En todo caso, este blog no tiene ánimo de lucro alguno, tan sólo la humilde pretensión de servir de complemento (o de distracción) para aquellos que gusten del arte.
Si hallaras algo de tu propiedad en este blog y no quieres que aparezca aquí, sólo tienes que decírmelo y lo retiraré con prontitud.